miércoles, 29 de octubre de 2014

Tarjeta Felicitación scrapbooking bajo coste


Me encanta esta nueva tendencia del scrapbooking y estoy segura de que está aquí para quedarse! Devoro videos de Kristina Werner y Jennifer McGuire haciendo tarjetas de felicitación para descubrir sus técnicas, deseando poder tener todo ese arsenal de sellos, tintas, embossing powders, rotuladores copic y demás herramientas que ellas usan. Pero hay que ser realista, tengo muy poco presupuesto para invertir en ellas y muy poco espacio para guardar material, por lo que, a pesar de darme algún que otro lujo, me quiero quedar con lo básico.

Si a ti también te interesa hacer de estas postales espectaculares y no te quieres comprar ni una taladradora, ni un tampón de tinta, te traigo aquí una idea de postal hecha con material que seguramente ya tendrás por casa, que admite ser adaptada a muchos estilos y posibilidades, con resultado bien llamativo, pero que no te va a suponer ninguna inversión extra.

Lo primero que necesitas, en el caso de que no quieras hacerte las tuyas propias, es imprimir esta plantilla que te permitirá cortar con facilidad las flores y la banderola donde escribirás el mensaje.

HAZ CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR LA PLANTILLA.

Vale tanto impresión láser como de inkjet, tamaño A4 (21 x 29,7 cm).

Luego prepararemos unos preciosos papeles con efectos de acuarela y tintas, pero lo gracioso es que lo haremos con rotuladores normales y corrientes, rotuladores escolares, lavables. Pintaremos con los colores elegidos sobre papel del horno (el que se usa para la bandeja de las galletas o para cocinar en papillote) y le rociaremos un spray con agua, sin encharcar, para que se produzcan minúsculas gotitas de colores. Al poner un pedazo de cartulina sobre esto, apretar y levantar, obtendremos unos preciosos efectos de acuarela. Si no nos gusta como queda, volvemos a insistir. Una vez secos los papeles de colores así obtenidos (puedes acelerar el proceso con un secador del pelo), salpicamos una gotitas de agua limpia con los dedos, dejamos unos segundos y luego absorbemos el agua con papel de cocina. Al hacerlo dejaremos marcado el cerco de la salpicadura sobre el papel con "efecto acuarela" con lo que obtendremos efectos bien bonitos.


Usaremos uno de estos papeles para fondo de la postal, lo pegaremos sobre una base de postal (una cartulina doblada a la mitad) y lo colocaremos debajo de algún libro gordo para aplanarlo. Con el papel del otro color cortaremos las flores utilizando para ello la plantilla. Cortamos hojas, si queremos, de tono verde y yo decidí usar cartulina entonada para cortar más flores y hojas.
Cortamos la banderola, escribimos el mensaje especial para la persona a quien la postal está destinada, le damos forma doblada a la banderola y empezamos a colocar todo más o menos como queremos que quede antes de, finalmente, pegar todo usando cola blanca.

Podemos añadir detalles como botones o lentejuelas para el centro de las flores y para pegar por el fondo y añadir un toque de alegría a nuestra creación. Mira el video para ver el proceso completo explicado paso a paso en detalle, es la mejor forma de aprender la técnica:



Te pongo aquí otro ejemplo de tarjeta que hice utilizando este mismo esquema básico pero ya utilizando un poco de material de srapbooking. En esta ocasión corté las flores con una taladradora de margarita grande y adorné sus centros con pegatinas en forma de piedras brillantes que encontré en un bazar chino, el fondo de la postal está hecho, esta vez sí, con tintas de scrap y un sello de silicona. También hice el sobre con papel vegetal utilizando el método que os explico en esta otra entrada de mi blog. Espero que sea otra inspiración más para vosotros.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, el video es largo pero es que lleva su tiempo. Lo bueno es que se puede preparar el material y luego ya tienes para varias tarjetas.

      Eliminar
  2. Hola,

    Genial! Encima con poco dinero!

    Un beso,
    Cristina♥
    http://www.blogandcoffee.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el material es muy básico, lo que sale más "fuera de lo básico" son los botones y las lentejuelas, que aún así me parece que muchas de nosotras ya tenemos por casa alguna perdida de algún traje que se soltó y nunca la volvimos a coser... pues pégala en la postal!

      Eliminar