miércoles, 6 de junio de 2012

Mi tarta con estrella


El pasado mes de mayo fue el cumpleaños de mi hija mayor y yo le hice una tarta como se merece. Decidí hacerle algo muy alegre, a juego con unas preciosas velitas que encontré en forma de estrella.

Hace muchos años, cuando yo vivía en Londres, empecé a aficionarme mucho a la decoración de tartas y a hacer flores de azúcar, yo misma me hacía esta pasta de azúcar, pero ahora estoy en España y me es bastante difícil conseguir los ingredientes, que no son del tipo que venden en el supermercado, son un poco más especializados, como glucosa líquida y tragacanto... un día os tengo que compartir las fotos de lo que allí hacía, si os interesa.

Como receta base para esta vez utilicé una de cupcakes que me pasaron en un curso de decoración de cupcakes de Pedacitos de Azúcar al que asistí las pasadas Navidades, por esa razón no puedo compartirla con vosotros, pues lo decía expresamente en la hoja que nos pasaron, que tenía copyright. Pero bueno, todas las recetas llevan básicamente lo mismo: harina, huevos, levadura, mantequilla...

Decidí utilizar la crema de queso Philadelphia, que también nos pasaron en el curso para decorar los cupcakes, pero esta vez sería relleno para la tarta. Aquí veis las dos mezclas juntas, la del relleno y la del bizcocho a medio hacer. ¡Ummmmmmm!


 A la del bizcocho le añadí además, trocitos de chocolate blanco


Aquí lo veis listo para meterse de cabeza al horno:


Aquí lo veis ya horneado y cortado a la mitad con un aparato de IKEA para rebanar bizcochos en pisos que me ha encantado. Se trata de una especia de arco de metal con un hilo metálico ajustable en altura que corta el bizcocho con el grosor que quieras. Estupendo invento.

En la foto se aprecia que estoy cubriendo el bizcocho con mermelada de albaricoque un poco diluida con agua y calentada para ya cubrirla con una lámina de la pasta de azúcar (siguiente foto), que es como plastilina comestible y que también compré en Pedacitos de azúcar.




Luego tomé pequeñas porciones de la pasta de azúcar y la coloré con colorantes alimentarios Wilton en gelatina. La amarilla se coloreó fácilmente, con un poquito de colorante, pero la roja costó ir añadiendo más y más colorante hasta que me pareció bonito. El naranja fue la mezcla me salió a medio camino. corté estrellitas de dos tamaños distintos en cada color. Pensé que me había pasado con tantas estrellitas que corté pero luego resulta que me había quedado corta. Para el centro, una gran estrella amarilla y un bonito 8 para representar los años que cumplía mi hija. El 8 lo hice con un cortador de galletas, como veis en la foto, pero no es demasiado bonito.



Y así quedó la tarta, muy alegre y con sus velitas a juego camufladas entre las estrellas de la tarta. A la homenajeada le gustó un montón la sorpresa y los invitados dijeron que estaba muy rica ¿Qué más puedo pedir? Espero que os sirva de inspiración para vosotros, creo que es una decoración apta para todas las edades.





4 comentarios:

  1. Qué chulada de tarta!!! y por encima bizcocho de chocolate... Qué más se puede pedir?

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me gustaría pedir que dentro de 50 años pueda hacer otra tarta como esta para celebrar que seguimos disfrutando de nuestra compañía en familia! Muchas gracias por disfrutar de esta tarta, aunque sólo fera con los ojos, me hubiera encantado poderte dar un trocito.

      Eliminar
  2. Hola “Fancylooks”. Visitaste mi blog donde entre otras cosas hago unos comentarios sobre Pippi Calzaslargas. Disculpa, hace mucho tiempo que no visito mi Blog y por eso no he publicado antes tu comentario. He puesto una respuesta a tu comentario en mi blog, por si quieres leerla. Oye, la tarta es preciosa y tiene que estar riquísima, es sorprendente la habilidad que tienes para hacer cosas tan bonitas. Saludos y hasta pronto.

    http://klinyklan.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por hacérmelo saber. Precisamente estoy preparando una manualidad relacionada con Pippi para dentro de poco. Ya he contestado a tu respuesta. No te preocupes por no estar atenta al blog, yo este también lo tengo más abandonado de lo que quisiera. Ideas no me faltan para llenarlo, pero el tiempo sí que no me da para tanto. Un saludo y sigue escribiendo tan bien como lo haces, sea donde sea.

      Eliminar