jueves, 25 de febrero de 2010

Carnaval, Carnaval... Carnaval te quiero

Así cantaba Georgie Dann uno de sus grandes éxitos... y qué razón tenía. El Carnaval ya se ha acabado (aunque para mí no del todo), la sardina ya está enterrada y nos quedan los recuerdos, los disfraces para reciclar y... las fotos.



Este año me he disfrazado, una vez más, de chica Ye-yé, chica de los 60, vamos. Y digo "una vez más" porque este vestido ya debe de ser la cuarta o quinta vez que lo utilizo, y es que es un auténtico vintage que mi madre se compró en París en los 60, y claro, hay que lucirlo, y siempre le saco distinto partido. A veces me lo pongo con peluca rubia, a lo Karina, pero este vez me puse un moñito alto tipo "conehead", muy "sesentero", y me fui a la fiesta de disfraces en el "cole" de mis hijas... sin verguenza alguna, a disfrutar.


Antes de vestirme, pinché un disco del Dúo Dinámico para inspirarme y empecé a filmar un tutorial... pero no pudo ser. El moño se me resistía, cada vez me ponía más nerviosa y el tiempo se me echaba encima. Al final, paré la cámara y apañé peinado y maquillaje como pude. No quedó tan mal, aunque dista de ser lo que yo pretendía. Los nervios y las prisas son malos ayudantes. La gente que me vio corriendo por la calle camino del colegio me miraba flipando... como la ropa que llevaba era auténtica de la época y no iba demasiado exagerada, no les quedaba claro si yo iba disfrazada o si es que era una mod o algo así... una friki, vamos. Y, en cierto modo, lo soy. Judgad vosotros mismos.

Mis pequeñas iban de astronauta y de Stephanie, la de Lazy Town, aunque como estas fotos fueron tomadas al final de la fiesta, aquí ya no llevan ni el disfraz completo ni bien colocado

1 comentario:

  1. Que hermosas que estaban las 3! Muy originales los disfraces de las pequeñas =)

    ResponderEliminar